30 de enero de 2017

Bifocal, "Smog City" ensayo fotográfico por Jiagang Chen.

Mirage (Wanzhou) por Jiagang Chen
"Mirage (Wanzhou)" por Jiagang Chen, 2009.


Las ciudades durante muchos años han cedido a los costos del progreso, en primera instancia ante el progreso que busca la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes, el cual es loable, y después ante el progreso que busca la riqueza por la riqueza a cualquier costo. Esta búsqueda desmedida, con frecuencia desata desastres en los modos de vida y medio ambientes de las comunidades que transitan de lo rural a lo industrializado. Países como China enfrentan una transición similar a la ocurrida en la época de la Revolución Industrial europea, donde el rápido desarrollo va dejando su marca y transformando la personalidad de las ciudades. Poblaciones dedicadas a la producción de acero han sido trastocadas en el alma con el objetivo de mantener costos de producción bajos que satisfagan la codicia de muchos empresarios y gobiernos. En este contexto, Jiagang Chen (China, 1962) educado como arquitecto, decide llevar a cabo un ensayo fotográfico en el cual presenta imágenes de las ciudades de Wanzhou, Chongqing, entre otras; sitios donde una extensa niebla contaminante vinculada a la actividad industrial ha colmado los cielos, cielos donde el sol no brilla más, ciudades donde las sombras han emigrado.



El proyecto “Smog City” está dotado de una estética brutal, ya sea por las estructuras de índole industrial fotografiadas o por la contaminación que envenena. No obstante, Jiagang Chen da contrapeso con el elemento humano, presencias femeninas que atestiguan y dan la bienvenida al observante. Estos elementos recuerdan la composición visual hecha para el filme “El Cielo sobre Berlín” de Wim Wenders, donde los ángeles aparecen vigilantes, observadores en la atmosfera gris de la Alemania de tiempos de la guerra fría. En “Mirage”, por ejemplo, dos jóvenes situadas al borde de un punto de agua reciben al que mira para mostrarle el telón de niebla, telón de ocre asfixiante que devora la salud de la ciudad, ciudad que en guiños visuales trasluce desde el horizonte su silueta; mismo lugar donde algunas pequeñas plantas brotan para ver a un barco pasar, y a cuenta gotas, crecer en ramas débiles que asoman su fragilidad. Pero la niebla no entiende de subordinación ni de temores, es austera y perpetua, con simplicidad, se alza omnipresente ante credos y gobiernos; de frente se planta ante los símbolos de yugos antiguos y presentes. Y a pesar de los adornos que llamen a la buena voluntad, la temeridad se ha ido y el pecado de ambición de unos cuantos deviene en la tempestad de los demás: “A Church in Wanzhou”.




"A church in Wanzhou" por Jiagang Chen, 2009.
"A church in Wanzhou" por Jiagang Chen, 2009.

"A garage in Chongqing" por Jiagang Chen, 2009.
"A garage in Chongqing" por Jiagang Chen, 2009.



Y en la zona industrial la vieja maquinaria languidece en gris del olvido dando aún chispazos de vida en tono azul, azul que como el de Prusia, es el rastro que atestigua la inhalación de muerte que, a los ciertamente libres, de igual forma asfixia en cárceles de humo de carbón. Son zonas que han agotado el aire de verano perfumado con árboles que sonríen al sol. Y allí mismo las ninfas de la vida y la desazón se hacen presentes en triángulo formado, para que así en pico un ángel de vestido blanco sobreviva firme sin percibir el hedor a asfalto de la aparente modernización: “A Garage in Chongqing”. Pero son custodios, almas femeninas que en la ladera desde donde la luz se transfiere reciben a los viajantes, viajantes que se han ganado un boleto al más allá, y que con su moneda de adoquín, esperan pagar el transporte por medio del cual atravesarán el puente de columnas navegantes, flotando así en secuencia rítmica hasta desaparecer, al instante, en polvo de cielo contaminante: “Broken bridge in Wanzhou”. Mientras tanto, un alma de ángel en vano contempla los límites en cantera amurallados, es el límite a la grandeza de los flujos del intelecto que han sido capturados, re-direccionados a beneficio de los que mandan, de los que se sujetan brindando aliento al orgullo de la pobreza nacional. Pero hay un camino, una puerta de metal que es posible derribar y continuar con claridad; no obstante hay un encantamiento que hace dudar, tanto que otros la olvidan y simplemente descienden para buscar un camino alternativo, no para liberar las ideas, sino para estar cerca de su esplendor y sufrirlas en su prisión de piedra construida: “Three Gorges Monitoring Station,Yichang”.




"Broken bridge in Wanzhou" por Jiagang Chen, 2009.
"Broken bridge in Wanzhou" por Jiagang Chen, 2009.

"Three Gorges Monitoring Station,Yichang"por Jiagang Chen, 2009.
"Three Gorges Monitoring Station,Yichang"por Jiagang Chen, 2009.








**********************************************
Texto y selección de imágenes por hamtz.
Imágenes Copyright Jiagang Chen








Find us at: Twitter / Pinterest / Facebook



Art selecta